x

Contrató a dos super prostitutas a coger en su avión privado y las grabó mientras se las cogía. Con dinero todo lo podía comprar y estas zorras no eran la excepción. A pesar de ser muy caras valían la pena.

Dejar un comentario