x


Nuevamente vemos a la vendedora recibiendo pinga, esta vez ya no de su supervisor inmediato sino del jefe de contabildad

Dejar un comentario

Tu correo electronico no sera publicado. Campos obligatorios *

*