x


Esta mujer se metía un gran pepino y así recordaba a su amante, un negro vergón que la dejaba casi sangrando de tanto huevo.

Dejar un comentario