x

Su suegra era de aquellas mujeres a las que le encantaba la pinga sea de quien sea. No tenía esposo porque este cabrón la había dejado ya que mucho molestaba. Ella había empezado con coqueteos con su yerno y luego estos pasaron a mayores cosas. Cuando estaban solos tenían sexo en cualquier lado de la casa y disfrutaban mucho de aquella relación prohibida.

Dejar un comentario

4 Comments